Mamá e hijas cocinando

Nutrición y salud para tus hijos

Muchos niños y familias de hoy tienen horarios ocupados, estos hacen que sea difícil sentarse a comidas caseras todos los días. La dieta de muchos niños implica mucha conveniencia y comida para llevar.

Pero así, como logras la hidratación con biberón avent, con estos tips podrás tener un mejor control de la nutrición y salud de tus bebés e hijos mayores:

Comienza con el desayuno

Comer un desayuno equilibrado con proteínas es una excelente manera para que tu hijo comience el día. Las proteínas pueden ayudarlo a mantenerse lleno por más tiempo. Incluso puede ayudar a los adolescentes a perder peso.

Las mañanas pueden ser agitadas. Prueba uno de estos para un desayuno saludable y para llevar:

• Sándwich de huevo sobre pan integral.
• Yogur griego.
Mantequilla de maní sobre tostadas integrales.
• Huevos duros, tostadas y una manzana.

Sentarse a la mesa como familia es una parte importante para establecer hábitos alimenticios saludables. Pero es más que solo comer juntos. Las comidas también son una oportunidad para:

Proporciona comodidad a tus pequeños

Los niños prosperan en la rutina. Saber que cenan u otras comidas con su familia regularmente les ayuda a sentirse seguros. Habla con tus hijos, muestra interés en lo que están sucediendo en sus vidas.

Diles lo que está pasando en la tuya y construye conexiones más fuertes entre los miembros de tu familia.

Mide sus hábitos alimenticios

Mamá dando de comer a su hija

Los niños mayores y los adolescentes pasan más tiempo comiendo en la escuela o en las casas de amigos. Usa este tiempo para ver qué y cómo comen y así, vigilarás su nutrición y salud, en cierta parte. Ve si hay algo que puedas hacer para fomentar mejores hábitos.

Sé un ejemplo para tu hijo

Si tú mismo preparas y comes alimentos saludables, tu hijo también comerá más sano. Evita el conteo obsesivo de calorías. No hables negativamente de ti mismo. Tu hijo podría adoptar la misma actitud procurando su nutrición y salud.

Esto podría llevarlo a desarrollar problemas de imagen corporal o asociaciones negativas con los alimentos e incluso, te recomendamos que te vea tomando bebidas que disminuyen la ansiedad… ¡por las dudas en un futuro!

Haz pequeños cambios

No tienes que revisar todo tu plan de comidas. Solo encuentra algunas alternativas a los artículos poco saludables en tu refrigerador o despensa. Lentamente comienza a agregar más hasta que hayas adoptado opciones de alimentos más saludables.

Ahora entenderás que el dicho que dice: “los hijos son el reflejo de los padres”, es real. Tener cuidado en la nutrición y salud de tu familia puede costar un poco más de atención pero te aseguramos que los resultados… ¡son magníficos! 😊