Madre e hijo en la playa

Cómo sobrevivir a unas vacaciones con un bebé

Viajar con niños en carretera es complicado pero con un bebé es todavía más complicado. Por esta razón, aquí te vamos a dar unos hacks de cómo sobrevivir a unas vacaciones con un bebé. ¡Y lo que debes llevar!

Lo que debes llevar en un viaje a carretera

Si bien el automóvil puede estar lleno de artículos esenciales para bebés, hay que estar siempre prevenidos con un checklist que incluya los esenciales del pequeño.

Ahora si tienes un bebé menor de 18 meses, estos son imprescindibles para tus salidas de vacaciones a la playa con tu bebé.

Bebé recostada en la playa

1. Bolsa de playa

Una bolsa de playa es una necesidad obvia, principalmente porque es lo suficientemente grande como para echar todo, desde toallas, juguetes, bocadillos y protector solar.

Esta bolsa es de suma importancia si está dando biberón porque cargarás la cantidad necesaria de formula para lactar de frisolac o cualquier marca de tu preferencia.

Es imprescindible obtener una bolsa que se pueda limpiar o que sea fácil de limpiar, porque con toda esa arena y agua, se ensuciará bastante.

También recomiendo traer una bolsa por separado que puede designar como la “bolsa húmeda”. Con esta bolsa, puedes tirar toallas usadas, trajes de baño o zapatos que no desea tocar todas las cosas limpias y secas.

2. Buen protector solar

El protector solar con un alto SPF para el bebé es imprescindible, especialmente uno que protege contra los rayos UVA y UVB.

Pero, aún más importante, es elegir un protector solar que contenga ingredientes aptos para bebés. Estudios recientes han demostrado muchos peligros potenciales de los protectores solares químicos, incluidas las irritaciones de la piel y los riesgos para la salud que pueden poner en peligro el bienestar de tu bebé.

Para prevenir estos peligros, considera comprar una buena marca de protector solar orgánico o un protector solar mineral para la piel sensible del bebé. Puede encontrar muchas buenas marcas orgánicas en Walmart local en la sección de bebés, o incluso en Amazon.

3. Pañales de natación

Mamás: ¡NUNCA vayan a la piscina o la playa sin traer pañales para nadar! He cometido ese error muchas veces con mis hijos, y siempre me arrepentí.

Ahora recuerda, los pañales para nadar no actúan como pañales normales, se filtrarán cuando el bebé haga pipí, pero están diseñados para contener todo, especialmente la popo, mientras el bebé está jugando en el agua.

5. Flotadores

Algún tipo de dispositivo de flotación para tu bebé no solo es seguro, sino que hace que tu tiempo sea más placentero y sin preocupaciones.

Si tu bebé aún no está en la etapa de caminar, obtén un dispositivo de flotación con agujeros para las piernas para que puedan sentarse.

Si está caminando y corriendo puedes optar por los famosos flotadores de brazos . Mantener sus caras sobre el agua será crucial.

Bebé con flotadores

6. Traje de baño

Es muy importante que protejas la piel de tu bebé, para ello te recomiendo utilizar trajes de baño completos para evitar la exposición del bebé al sol. ¡Es clave para su piel!

7. Agua y bocadillos

Durante unas vacaciones en la playa donde el bebé se encuentra activo todo el tiempo, es necesario que estés prevenida con la comida de tu bebé y para ello te recomendamos optar por refrigerios, fórmula, agua, etc.

8. Sombrilla y sillas

Esto es algo que no trajimos en nuestro viaje a la playa, y me arrepentí todo el tiempo. ¡Qué lindo hubiera sido lanzar nuestra propia sombrilla y sentarnos en nuestras propias sillas de jardín cuando queríamos tomar un descanso para nadar!

Si no deseas comprar o transportar tu propia sombrilla y sillas, muchos lugares en la playa tienen uno que puedes alquilar por el día. ¡Pero te súper recomiendo comprarlo!

8. Toallas y una manta

Obviamente, las toallas son cruciales. Es importante acostarse en la arena y evitar que a tus pertenencias (y tu bebé) les entre arena.

Es posible que el bebé quiera tomar una siesta mientras está en la playa, y tener algo aireado pero protector para cubrir su pequeño cuerpo será un gran salvavidas.

Esperamos que estas recomendaciones para vacacionar con un bebé en la playa te funcionen. Si tú tienes otras alternativas nos gustaría que nos las compartieras.