Consejos para mantener hidratado a tu hijo

Niña bebiendo agua de una botella

Si hacer que tu hijo beba agua y es una lucha, no estás sola. ¡Anima a tu hijo a beber agua con estos divertidos consejos para mantener hidratado a todos los miembros de tu familia:

Hacer visible el agua

Los niños tienen más probabilidades de beber agua si pueden verla. Coloca agua para que puedan beber estratégicamente alrededor de tu hogar.

Ten una jarra disponible en la cocina, sírvales agua con la cena y coloca un vaso de agua junto a su cama por la noche.

Los niños que no consumen suficiente agua comenzarán a mostrar signos y síntomas de deshidratación.

Los signos de la deshidratación en niños incluyen:

• Boca seca o pegajosa
• Muy poca o ninguna lágrima al llorar
• Ojos que parecen hundidos en su cabeza.
• Falta de orina durante 12 horas en niños mayores, o una cantidad muy pequeña de orina de color amarillo oscuro
• Piel fresca, seca y arrugada
• Irritabilidad
• Fatiga
• Mareo

¡Hazlo divertido!

Compra a tus hijos tazas especiales o vasos locos para que el agua potable sea más divertida. Que sea algo que esperan con ansias cuando vuelven a casa de la escuela o algo especial que obtienen cuando están en el automóvil.

Los niños que participan en deportes deben beber agua antes de que comience una actividad, durante la actividad y después de que la actividad termine para mantenerse hidratados.

¡Vuélvelo sabroso!

¡Algunos niños simplemente no quieren beber agua! Si a tus hijos les encanta el jugo, mezcla tres partes de agua con una parte de jugo de fruta 100% para crear tu propia mezcla.

También puedes hacer una jarra de agua mezclada con frutas como melones, limones, naranjas, fresas o uvas para crear diferentes sabores.

Aprovecha las ofertas que se aproximan como las del buen fin pero, ¿cuando es el buen fin? podrás realizar todas tus compras del 9 al 16 de noviembre, únicos días para que puedas adquirir lo necesario para que puedas mantener hidratado a tu pequeño entre otros articulos.

como mantener hidratado a mi hijo

Hazlo interesante

Crea cubitos de hielo llenos de fruta para hacer que el agua sea más interesante de beber.

La fruta agregará un toque de color y ver cómo se derrite el hielo podría ser un juego divertido. Cuando se acaba toda el agua, tu hijo puede comer la fruta que también está llena de agua y es una forma nueva de mantener hidratado a tu pequeño.

Compra botellas de agua reutilizables

¡Compra botellas de agua reutilizables para toda la familia y así, mantener hidratado a tu hijo!

Llévalas contigo en el auto, en salidas y en eventos deportivos. Los niños que participan en deportes corren un mayor riesgo de deshidratación, especialmente si están afuera en el calor y provocarles fuertes dolores de cabeza.

La deshidratación en los niños puede causar irritabilidad extrema, somnolencia, presión arterial baja, latidos cardíacos rápidos, respiración acelerada, fiebre y, en casos graves, delirio o pérdida del conocimiento.

¡Los adultos también pueden seguir estos consejos y hacer que beber más agua sea un asunto familiar!

Frutas

Especialmente las frutas de temporada propias de los meses de verano, que suelen tener un elevado porcentaje de agua, como por ejemplo la sandía, el melón, la piña, las nectarinas o la naranja.

Es el snack veraniego más saludable, que aporta carbohidratos para mantener altos los niveles de energía a lo largo de todo un día de juegos, y además permite mil y una presentaciones divertidas, incluidas las brochetas, las frutas heladas batidas con un poco de leche o los smoothies de colores.

Limonada

Un litro de agua, unas gotas de zumo de limón, hielos y azúcar. Recuerda que el azúcar no es nada más que calorías vacías y es mejor tenerlo bajo control (más incluso que las grasas, sobre todo las grasas buenas), para que la dieta de los niños sea sana y equilibrada.

Así que intenta rebajar la cantidad de azúcar cuando sirvas a los niños frutas muy ácidas (también es común mezclarlo con el zumo de naranja, aunque a menudo innecesario), o sustitúyelo por otras alternativas más saludables, como por ejemplo la miel, que a pesar de ser también muy dulce aporta multitud de vitaminas y minerales.

Así de fácil

Como ves no es tan difícil mantener a tu hijo hidratado sigue estos consejos que te comparto para que lo hagas de una manera más divertida, si te gusto este post apoyanos a compartirlo con tus amigos y familiares.

También te puede interesar