croissant

La leyenda del croissant

Uno de los desayunos más comunes en nuestro país es el croissant o el también llamado cuernito. Este es un famoso pan francés que hemos adoptado como nuestro. No hay panadería mexicana en el que no encuentres ese tipo de pan. Como mucha de la comida el croissant tiene historias y leyendas en este caso esta relacionado con María Antonieta.  

María Antonieta y el croissant 

La infame reina de Austria, María Antonieta tiene una historia con el cuernito. Se dice que fue enviada a Francia a la edad de catorce años para casarse con el futuro rey Luis XVI. La joven solitaria extrañaba su tierra natal y pidió a los panaderos de la corte que le hicieran el kipferl que recordaba de su hogar. Lo presentó a la corte junto con otros pastelitos de su tierra natal. Y así poco a poco el croissant se volvió más popular.                                                                                                    

París del siglo XIX 

En el siglo XIX, el kipferl , que era como se conocía a el croissant, se había establecido en Francia, pero estaba muy lejos del pan de hojaldre que me gusta ordenar con jamón y queso con las promociones alsea de Starbucks . Seguía siendo la versión austriaca: hecha de una masa pesada, similar a la de un brioche, pero pequeña y en forma de media luna. Alrededor de 1837, dos austriacos abrieron una panadería vienesa en París.

En ese momento, el pastel en forma de media luna todavía se llamaba kipferl y, a mediados de siglo, se había convertido en un pan popular en Francia. A medida que se hizo más común, el nombre se cambió de kipferl, la palabra alemana austriaca para media luna, a croissant, la palabra francesa para media luna. Hacia fines del siglo XIX, el cuernito adquirió su forma ahora familiar, escamosa, y estaba en camino de convertirse en un símbolo de Francia.

croissants

Curvo o recto

Con tanto hablar de medias lunas y el nombre del croissant por su forma curva, me hizo preguntarme ¿Por qué hay croissants rectos y no están curvados como una media luna? Al principio, todos los croissants se hacían en forma de media luna y todos se hacían con mantequilla. Luego, a mediados del siglo XIX, se inventó la margarina. Era más barato que la mantequilla y tenía una vida útil más larga.  

La margarina completamente moderna comenzó a reemplazar a la mantequilla en los croissants. Sin embargo, a los franceses les gusta la divulgación completa de lo que están comiendo, por lo que los panaderos tuvieron que informar a la gente qué había en sus croissants. Decidieron hacer dos versiones diferentes. Pensando que la margarina haría obsoleta la mantequilla, los croissants hechos con margarina se dejaron en la forma tradicional de media luna, y los croissants hechos con mantequilla tomaron una forma recta.

El croissant curvo, hecho con margarina se llama croissant ordinaire y ahora es menos común que el recto o hecho con mantequilla. Los franceses parecen preferir los croissants con mantequilla.

Es por eso por lo que en Francia la mayoría son croissants rectos, ahora ya ya conoces un poco de la cultura de comida de Francia. Cuéntanos en los comentarios como te gusta comer el croissant.