Los tipos de pizza más deliciosos

Pizza napolitana con queso

Desde sus humildes comienzos en Italia, la pizza ha pasado por numerosas transformaciones para convertirse en el plato que tanta gente conoce y ama hoy en día.

Discutimos 3 diferentes tipos de pizza, su historia y lo que necesitarás para hacerlos. Así como los complementos o cobertura que llevan encima. Ya podrás comenzar a servir deliciosas porciones a tus invitados.

Pizza napolitana con queso y albahaca

1. Pizza napolitana

Esta deliciosa pizza se remonta al siglo XVIII en Nápoles, Italia. Durante este tiempo, los ciudadanos más pobres compraban con frecuencia alimentos baratos y que se podían comer rápidamente.

Afortunadamente para ellos, la pizza napolitana era asequible y estaba disponible a través de numerosos vendedores ambulantes.

Hoy existen tres variantes oficiales de pizza napolitana:

  • Pizza Marinara: Contiene tomates, ajo, orégano y aceite de oliva virgen extra.
  • Pizza Margherita: Contiene tomates, mozzarella en rodajas, albahaca y aceite de oliva virgen extra.
  • Pizza Margherita extra: contiene tomates, mozzarella de Campania, albahaca y aceite de oliva virgen extra.

Los ingredientes típicos de la pizza napolitana son mozzarella fresca, tomates, hojas de albahaca, orégano y aceite de oliva. Dado que la pizza napolitana es delgada, no está diseñada para soportar el peso de demasiados ingredientes.

De hecho, la pizza napolitana es tan fina que normalmente se come con tenedor y cuchillo.

Sugerencias para hornear pizza napolitana: Mucha gente te dirá que para hacer una pizza napolitana “real”, debe hornearse en un horno de leña, similar a cómo se hizo hace muchos años. Es más que suficiente con que tengas tu horno casero funcionando a la perfección.

2. Chicago Pizza

La pizza de Chicago, también conocida comúnmente como pizza de plato hondo, recibe su nombre de la ciudad en la que se inventó. A principios de la década de 1900, los inmigrantes italianos en la ciudad ventosa buscaban algo similar a la pizza napolitana que conocían y amaban.

En lugar de imitar este platillo notoriamente delgado, se creó una pizza con una corteza gruesa que tenía bordes elevados, similar a un pastel, e ingredientes al revés.

Sin duda alguna, esta es una de las pizzas a domicilio más aclamadas, no tanto por su precio, sino por su delicioso sabor. Los pizzeros usan el aceite para sacar fácilmente una pizza de Chicago de la sartén. Agregar aceite a la sartén también ayuda a que la base de la masa esté un poco más crujiente.

Generalmente, los ingredientes para la pizza de Chicago son carne molida, queso mozzarella, salchicha, pepperoni, cebolla, champiñones y pimientos verdes, colocados debajo de la salsa de tomate.

3. Al estilo New York

La pizza al estilo de Nueva York es una de las pizzas regionales más famosas de Estados Unidos. Generalmente incluye salsa de tomate y queso mozzarella.

A diferencia de su contraparte de corteza fina, las pizzas napolitanas al estilo de Nueva York pueden soportar una amplia gama de ingredientes adicionales, desde pepperoni y salchichas hasta champiñones y anchoas.

Si bien este estilo de pizza puede tener prácticamente cualquier complemento, es común encontrar amantes de la pizza que completen la pizza de Nueva York con condimentos, como orégano, hojuelas de pimiento rojo, queso parmesano y ajo en polvo.

Sugerencias para hornear pizzas al estilo de Nueva York: Al igual que la pizza napolitana, muchos te dirán que para que una pizza al estilo neoyorquino sea auténtica, hay que cocinarla en un horno de leña o carbón. Pero ya sabes nuestra respuesta.

También te puede interesar