Que leche le favorece a tu pequeño

bebé siendo alimentado

Acabas de dar a luz y no sabes si darle leche materna o formula a tu pequeño, no te preocupes en este post te comparto algunos datos que puedes tomar en cuenta para saber que darle a tu pequeño.

Elegir si amamantar o darle fórmula a tu bebé es de las primeras decisiones que tendrás que tomar como mamá. Los pediatras y expertos en el área de la nutrición insisten que la mejor alternativa nutricional para los infantes es la leche materna.

La fórmula cumple con lo necesario

Las fórmulas lácteas son el resultado de más de 100 años de investigaciones por encontrar un reemplazo apropiado de la leche materna. Su beneficio principal consiste en que ayudan a preservar la vida y la salud del bebé cuando por diversas razones éste no puede recibir una lactancia natural.

Entre los beneficios de este tipo de lactancia encontramos:

-Comodidad, tu pareja o cualquiera que esté a cargo, pueden alimentar al bebé. Esto permite compartir responsabilidades y crear vínculos de apego al bebé, además del materno.

-Tomas menos frecuentes. Como la leche artificial se digiere con mayor lentitud, puedes espaciar más las tomas, y por tanto, ya no tienes que estar tan pendiente de la hora de la leche.

-No hay dieta especial. Puedes comer y beber lo que desees; esto no afectará al bebé.

Yo en lo personal me gusta alimentar a mi pequeño con una leche en formula la cual puedes encontrarla en cualquier farmacia, la leche en polvo que contiene los mejores nutrientes que le ayudarán a tu pequeño en su crecimiento día a día.

Por otro lado, la leche de fórmula cuenta con algunas desventajas

Intenta reproducir la calidad nutrimental de la leche materna; sin embargo, no contiene ni las sustancias inmunológicas, ni las hormonas que promueven el adecuado crecimiento del niño.

Con la leche de fórmula tienes el trabajo extra de preparar los biberones y lavarlos y esterilizarlos después de cada toma.

consejos para alimentar a tu bebé

Leche materna

La leche materna es el mejor alimento que una madre puede ofrecer a su hijo recién nacido. No solo considerando su composición sino también en el aspecto emocional ya que el vínculo afectivo que se establece entre una madre y su bebé amamantado constituye una experiencia especial, singular e intensa.

Existen sólidas bases científicas que demuestran que la lactancia materna es beneficiosa para el niño, para la madre y para la sociedad, en todos los países del mundo. La leche materna contiene todo lo que el niño necesita durante los primeros meses de la vida.

Protege al niño frente a muchas enfermedades tales como catarros, bronquiolitis, neumonía, diarreas, otitis, meningitis, infecciones de orina, enterocolitis necrotizante o síndrome de muerte súbita del lactante, mientras el bebé está siendo amamantado.

También le protege de enfermedades futuras como asma, alergia, obesidad, enfermedades inmunitarias como la diabetes, la enfermedad de Crohn o la colitis ulcerosa y arterioesclerosis o infarto de miocardio en la edad adulta y favorece el desarrollo intelectual.

Los beneficios de la lactancia materna también se extienden a la madre. Las mujeres que amamantan pierden el peso ganado durante el embarazo más rápidamente y es más difícil que padezcan anemia tras el parto, también tienen menos riesgo de hipertensión.

Ventajas de la leche materna

-Amamantar a tu bebé provee una experiencia maravillosa para ambos y genera unos lazos de unidad irreemplazables.

-Los anticuerpos que llegan de la madre al bebé a través de la leche materna puede disminuir el riesgo de ciertas infecciones incluyendo: infecciones de oído, diarrea, infecciones respiratorias y meningitis.

-La lecha materna es la “comida perfecta” para el sistema digestivo del bebé, contiene lactosa, proteína y grasa que es fácil de digerir para un sistema nuevo.

-Al amamantar a tu bebé le estarás aportando vitaminas y nutrientes esenciales para su apropiado desarrollo.

Elige lo que más te convenga

Como puedes ver aquí esté la solución para tu inquietud de que darle a tu bebé, ambas son buena opción siempre y cuando se acople a tus necesidades y a las de tu pequeño, Como madre sabrás que es lo que más les conviene. ¡Nos vemos pronto!

Seguir leyendo

Consejos para alimentar a tu bebé

bebé tomando leche

Ya sea que estés alimentando exclusivamente con fórmula combinándola con lactancia para servir, esto es todo lo que necesitas para comenzar a alimentar a tu bebé con biberón.

¿Cuándo debo presentarle al bebé el biberón?

Si está amamantando, se recomienda que espere dos o tres semanas para introducir un biberón. Si espera mucho más tarde, el bebé puede rechazar el biberón desconocido a favor del seno porque a eso es a lo que se ha acostumbrado.

Consejos de alimentación con biberón

La leche tiene que estar en su temperatura exacta. Ni muy frio ni muy caliente, comprueba la temperatura de la leche en la cara interna de la muñeca.

Hay que asegurarse siempre de que no se encuentre totalmente en dirección horizontal. Es decir, que no esté siempre inclinado de modo que la tetina se llene de leche.

Puedes pedir lo que necesites no importa la hora con un servicio de farmacia servicio a domicilio 24 horas sin necesidad de salir de casa para que te hagan llegar todos los productos que necesites para tu bebé.

¿Qué tipo de biberón es adecuado para mi bebé?

En última instancia, encontrar la combinación correcta de biberón y tetina se trata de aprender las preferencias de su pequeño. No puede controlar lo que le gusta a su bebé, así que mantenga la calma.

Algunos bebés prefieren cierta forma de pezón o variedad de biberón; otros no son exigentes en absoluto.

Vinculación con el bebé durante la alimentación con biberón

Si le preocupa que no se vinculará tanto con su bebé si alimenta con biberón como lo haría con la lactancia, no lo haga.

La clave es hacer que la hora de comer no solo se trate de comida, sino también de amor, afecto y atención por parte de usted o su pareja, y de formar esa estrecha conexión que todos anhelan.

alimentando a mi bebé

Ofrecer raciones adecuadas a su edad y tamaño

Muchas niñas y niños de dos o tres años pesan, de media, unos 12-14 kg y pueden comer a temporadas igual o menos que un bebé de ocho meses que tiene un ritmo de crecimiento más elevado. Por eso, la edad no siempre marca la cantidad y es mejor ofrecer porciones adecuadas a su costumbre.

Pueden repetir en el caso de que den muestras inequívocas de tener más hambre. Un plato con “poca” comida agobia menos a un niño que un platazo repleto. A veces, la cantidad de alimento a ofrecer no coincide con lo que de verdad necesita el niño, porque los padres tienden a sobreestimar sus necesidades.

Destete del pecho a la botella

Tener en cuenta estos consejos para el destete ayudará a que su bebé pase del pecho al biberón más suavemente.

Dele a su bebé una semana completa para acostumbrarse a la alimentación con biberón antes de pasar a dos.

Diferencias entre chupón y biberón

El chupón tiene propiedades ansiolíticas y relajantes sobre el niño. Es un instrumento “de engaño” y de complacencia hace que cuando el niño protesta, le estimula la succión y le tranquiliza.

Sin embargo, el chupón no es capaz de satisfacer la misma necesidad que puede lograr un biberón a tu bebé ya que el funcionamiento de estos es diferente.

La alimentación de tu bebé debe ser un momento de unión y relajación. Estas son tres cosas que debes recordar para hacer que el proceso sea tranquilo y agradable para ti y tu bebé.

  1. No hay fecha límite en la lactancia materna. Si a tu bebé de 15 meses de edad, todavía le encanta mamar y a ti también, entonces continúa con esto. Aproximadamente a los seis meses, tu hijo está recibiendo los nutrientes de los alimentos sólidos, por lo que su deseo por la leche materna puede disminuir.
  2. La leche o fórmula materna es suficiente para mantener al nuevo bebé hidratado . La única vez que necesitarás darle agua a tu bebé es cuando está enfermo y ha perdido líquidos a través de vómitos o diarrea. En este caso, consulta primero con su pediatra.
  3. El primer alimento sólido puede ser una fruta o verdura. En el pasado, se alentaba a los padres a comenzar con cereal de arroz u otro cereal de un solo grano. Ahora sabemos que una verdura o fruta (piensa en un puré de plátano o aguacate en puré) es un gran primer alimento. Solo asegúrate de que sea blando y que tenga un solo ingrediente.

La alimentación de tu bebé es una oportunidad ideal para vincularte con tu bebé, ¡y también para cultivar la tradición de comer feliz con su mamá!

Seguir leyendo

Alivia los primeros dientes del bebé

primeros dientes del bebé

A lo largo de los primeros meses de vida de un bebé, se irán dando una serie de acontecimientos que pueden generarles malestar y dolor.

Son etapas normales del desarrollo con las que los padres tendrán que saber lidiar lo mejor posible, para mantener la calma ante un llanto persistente y poder dar alivio a sus pequeños.

En los primeros tres meses los cólicos suelen ser el motivo de llanto y malestar más frecuente en el bebé. Poco después se dará otro evento importante: la aparición de los primeros dientes.

Se estima que los primeros dientes empiezan a salir entre los seis y ocho primeros meses del bebé. Sin embargo, en este caso también existe mucha variabilidad.

Es posible que antes de los seis meses ya comiencen a salir o, en cambio, que lleguen a cumplir un año sin que los dientes hayan aparecido.

En cualquier caso, no debemos preocuparnos si los primeros dientes se hacen esperar. Sería en torno a los primeros meses del segundo año de vida cuando deberíamos consultar con el pediatra si los dientes aún no han aparecido.

El nacimiento de los primeros dientes

La secuencia de la aparición de los dientes está ligada a la evolución habitual en la alimentación de los niños.

El hecho de que los bebés nazcan sin dientes facilita la lactancia materna. Dado que lo siguiente es incorporar alimentos blandos, los primeros dientes en aparecer son los incisivos inferiores, seguidos de los incisivos superiores.

A éstos les siguen los incisivos laterales superiores y seguidamente los inferiores. Las siguientes piezas dentales en aparecer, generalmente ya superado el año, son los molares internos, superiores e inferiores.

Los caninos o “colmillos” aparecen más tarde, cuando se supone que el niño ya se alimenta de carne o alimentos más duros.

Los últimos en aparecer son los molares externos, ya pasados los dos años. Aunque esta secuencia tampoco es fija y pueden darse variaciones, este periodo de aparición de los dientes suele alargarse hasta los 30 meses de edad.

Los primeros síntomas de que los dientes comienzan a salir pueden ser difusos y difíciles de identificar. El bebé suele presentar más llanto de lo normal (un llanto que pronto aprenderemos a identificar), estar irritado, molesto o tener problemas a la hora de dormir.

A menudo los padres se preocupan por posibles trastornos del sueño en el bebé, cuando en realidad éstos están debido a la salida de los primeros dientes.

dientes del bebé

La fiebre y la diarrea son comunes cuando están saliendo los dientes

Aliviar las molestias cuando están saliendo los dientes

Sin embargo, sea el dolor intenso o no, ¿Qué podemos hacer para aliviar sus molestias? A continuación te presentamos una lista de remedios y de medidas que se pueden llevar a cabo:

Como ya decíamos, el bebé tiende a llevarse a la boca cualquier objeto que pueda morder, para aliviar el dolor producido por la hinchazón de las encías.

-En lugar de permitir que él mismo coja lo primero que tenga a mano, nosotros mismos podemos proporcionarles objetos destinados a tal fin, como los mordedores que podremos encontrar en cualquier farmacia o tienda específica de bebés.

-Siempre debes cuidar su alimentación y es mejor empezar desde pequeños.

-Estos mordedores deben ser lo suficientemente grandes para que no corra riesgo de atragantarse y que no se pueda romper fácilmente. Si está frío, mejor, siempre cuidado de la higiene para prevenir infecciones.

-El propio chupete, especialmente si lo enfriamos previamente, podrá darles alivio.

-También un paño húmedo que hayamos metido previamente en la nevera podrían servirnos.

-Si no contamos con ninguno de estos objetos, nuestros propios dedos, previamente lavados, pueden dar alivio al niño al bebé si masajeamos suavemente sus encías o les dejamos morderlos, especialmente si nuestra piel está fresca.

-Si el bebé ya ha comenzado a ingerir alimentos sólidos, las piezas de fruta fresca también pueden servir. El resto de la comida deberá estar templada.

-Es el pediatra quien nos recetará el medicamento adecuado, de ser necesario, que generalmente variará entre el Paracetamol y el Ibuprofeno encuéntralos sin salir de casa en una farmacia con servicio a domicilio.

En cualquier caso, más allá de todos estos remedios, lo esencial es tener paciencia y transmitir tranquilidad y cariño al bebé en estos momentos. Cada bebé lo vivirá de una manera diferente y no debemos perder de vista el hecho de que se trata de una etapa normal que se normalizará en unos meses.

Seguir leyendo

Alimentos con fibra para tu bebé

Bebé con alimentos

Hay muchos alimentos sabrosos repletos de fibra que los niños realmente comerán después de usar sus chupones para bebés favoritos.

Agregar estos alimentos con fibra a continuación al menú de tu hijo es una buena manera de asegurarte de que obtenga la ingesta diaria recomendada:

Manzanas

La mayoría de los niños no comen suficientes frutas y verduras. Una manzana pequeña con piel tiene 3,6 gramos de fibra y es lo suficientemente dulce como para que la mayoría de los niños la coman fácilmente.

Bayas

Con 4 gramos de fibra por porción de media taza, las frambuesas son una fuente de fibra de bayas superior y amigable para los niños. Una 1/2 taza de arándanos proporciona 1,8 gramos, y una 1/2 taza de fresas suministra 1,5 gramos de fibra.

Sirve bayas con yogur natural bajo en grasa y una llovizna de miel para que sean un refrigerio o guarnición para niños.

Peras

Bebé comiendo peras

A menudo eclipsados por otros favoritos de otoño, las peras son dulces y completamente versátiles. ¡Sin mencionar que una pera mediana con piel tiene 5 gramos de fibra! Es uno de los mejores alimentos con fibra que puedes darle a tus pequeños.

Plátanos

No hay demasiados niños que no estén dispuestos a comer un plátano, y uno de tamaño mediano suministra 3,1 gramos de fibra.

La pulpa del plátano maduro contiene azúcares simples –glucosa, dextrosa y  sacarosa– que se transforman en energía inmediata. Por eso es muy recomendable en todas las edades para recuperar energía entre comidas o mientras se está realizando un gran esfuerzo físico.

Zanahorias

Las zanahorias son una gran fuente de fibra, ya sean cocidas o servidas crudas. Una taza de zanahorias crudas picadas contiene casi 4 gramos de fibra, y las zanahorias cocidas son aún más altas a 5 gramos por taza.

También puedes usar este alimento para preparar comida para tu bebé, por ejemplo una rica y deliciosa papilla natural de zanahoria… ¡le encantará al mismo tiempo que lo nutres!

Maíz

Un plato saludable y rico en fibra, el maíz también es algo que la mayoría de los niños están más que felices de comer. Una porción de 1/2 taza de maíz cocido tiene 1,8 gramos de fibra. ¡Uno de los alimentos con fibra más reconocidos en el mundo!

Panes integrales

Los panes integrales son una manera fácil de aumentar la ingesta de fibra de tu hijo. Una rebanada de pan integral contiene 1.9 gramos de fibra. Entonces, si sirves un sándwich con dos rebanadas, tu hijo consumirá casi 4 gramos de fibra.

¿Qué te parecieron estos ricos alimentos con fibra? Hay muchas maneras de integrarlos a tu dieta diaria. Hazlo y verás que tus intestinos estarán más que contentos. ?

Seguir leyendo

Diferencias en los chupones para bebés

Mamá-sosteniendo -chupón-con-bebé

Los chupones pueden ser un útil aliado para las madres en el día a día cuando cuidan a sus bebés, y justo por eso vamos a platicarte la diferencia y tipos de chupones que existen para que puedas decidir y elegir el más oportuno para tu bebé.

Hay muchos tipos de chupones para bebés de todo tipo, es cierto que es mejor esperar a que el bebé tenga alrededor de 3 semanas o un mes para elegir el adecuado, por lo que a continuación te daremos datos de las diferencias.

chupones-de-varios-colores

Tipos de chupones

Hay muchos estilos y tamaños para elegir, y diferentes bebés muestran preferencia por diferentes chupones, así que prepárate para cambiar y encontrar el favorito de tu pequeño. Estos son los conceptos básicos para considerar al comprar chupones para bebés:

Forma del pezón

Los chupones de forma estándar tienen un pezón recto y alargado. El chupón de ortodoncia tienen una parte superior redondeada y una parte inferior plana. Los pezones “cereza” tienen un tronco que se vuelve en forma de bola hacia el final.

Látex versus silicona

Es posible que desees optar por la silicona porque es más resistente, duradera, no retiene olores y es apta para lavavajillas en la rejilla superior. El látex, aunque es más suave y flexible, se deteriora más rápido, se desgasta antes, puede ser mordido por los dientes de leche y no es apto para lavavajillas. Además, los bebés pueden ser sensibles o alérgicos al látex al igual que los adultos.

Escudos

Algunos chupones son de una sola pieza y están hechos completamente de látex. Sin embargo, la mayoría tiene protectores de plástico (que siempre deben tener orificios de ventilación), en diferentes colores (o transparentes) con diferentes formas (mariposa, ovalada, redonda, etc.). Algunos escudos se curvan hacia la boca, mientras que otros son planos.

Anillos versus botones

En algunos casos los chupones tienen anillos en la parte posterior, mientras que otros tienen “botones”. Los mangos de los anillos hacen que el chupón sea más fácil de recuperar, mientras que los mangos de los botones pueden ser más fáciles de agarrar para su bebé. Algunos mangos incluso brillan en la oscuridad, por lo que se pueden encontrar en la oscuridad.

Tapas del pezón

Los chupones que tienen una tapa que cierra automáticamente si se cae el chupete. Otros tienen tapas a presión para ayudar a que el chupón se mantenga limpio (aunque una tapa es otra cosa a tener en cuenta, además, debe mantenerla alejada de su bebé porque es un peligro de asfixia).

Es posible que el post de como alimentar a tu bebé con biberón te interese también.

Seguir leyendo

Tips para alimentar a tu bebé con biberón

bebé tomando su biberón

Ya sea que esté alimentando exclusivamente con fórmula  combinándola con lactancia o usando biberón avent para servir leche materna extraída, esto es todo lo que necesitas para comenzar a alimentar a tu bebé con biberón.

¿Cuándo debes presentarle a tu bebé el biberón?

Si estás amamantando, te recomendamos que esperes dos o tres semanas para introducir un biberón. Si esperas mucho más tiempo, tu bebé puede rechazar el biberón desconocido a favor del seno porque a eso es a lo que se ha acostumbrado.

Consejos de alimentación con biberón

La leche tiene que estar en su temperatura exacta. Ni muy frío ni muy caliente, comprueba la temperatura de la leche en la cara interna de la muñeca.

Hay que asegurarse siempre de que no se encuentre totalmente en dirección horizontal. Es decir, que no esté siempre inclinado de modo que la tetina se llene de leche

¿Qué tipo de biberón es adecuado para tu bebé?

En última instancia, encontrar la combinación correcta de biberón y tetina se trata de aprender las preferencias de tu pequeño. No puedes controlar lo que le gusta a tu bebé, así que mantén la calma.

Algunos bebés prefieren cierta forma de pezón o variedad de biberón; otros no son exigentes en absoluto.

bebé siendo alimentado

Vinculación del bebé durante la alimentación con biberón

Si te preocupa que no se vinculará tanto con tu bebé si alimentas con biberón como lo haría con la lactancia, no lo hagas.

La clave es hacer que la hora de comer no solo se trate de comida, sino también de amor, afecto y atención por parte tuya o tu pareja, y de formar esa estrecha conexión que todos anhelan.

Destete del pecho a la botella

Tener en cuenta estos consejos para el destete ayuda a que tu bebé pase del pecho al biberón más suavemente.

Dale a tu bebé una semana completa para acostumbrarse a la alimentación con biberón antes de pasar a dos.

Diferencias entre chupón y biberón

El chupón puede relajar y tranquilizar a tu bebé cuando vas a salir de viaje, pero es un instrumento “de engaño” y de complacencia hace que cuando el niño protesta, le estimula la succión y lo tranquiliza.

Sin embargo, el chupón no es capaz de satisfacer la misma necesidad que puede lograr un biberón a tu bebé ya que el funcionamiento de estos es diferente.

Seguir leyendo