La guía para principiantes del café

Todos hemos estado allí, haciendo cola en nuestra cafetería favorita. Sudando porque no estamos del todo seguros de la diferencia entre una infusión fría y un café helado clásico. ¡No más sufrimiento! Aquí tenemos esta guía para principiantes del café.

Cubrimos todo, desde la diferencia de los granos de café Arábica y Robusta hasta los cafés más famosos en algunas regiones del mundo. Así como existen diversos tipos de pizzas, también existe una gran variedad de café. Agárrate fuerte. Nos sumergimos profundamente en tu bebida matutina.

guía de café para principiantes

Diferentes tipos de granos de café

En los supermercados normalmente encontrarás dos tipos de granos de café a la venta: Arábica y Robusta. Quizás te estés preguntando, ¿hay alguna diferencia entre Arábica y Robusta? Oh, definitivamente la hay. Vayamos directo a eso.

Arábica

El Arábica es el tipo de café más popular, sin duda. Dependiendo de a quién le preguntes, muchos entusiastas del café prefieren usar granos de Arábica debido a su sabor.

Usados ​​típicamente para el café negro, los granos de Arábica tienen un sabor más dulce y complejo que se puede beber solo. Lo curioso es que, aunque es el más popular, no tiene tanta cafeína como el Robusta. Sin duda el Arábica es perfecto para los principiantes del café.

Robusta

Mientras que el Arábica es el más popular, el Robusta es más barato y más fuerte. Debido a su sabor amargo, normalmente verás que el Robusta se usa para bebidas de espresso y en mezclas de café instantáneo.

Si tu lunes por la mañana se está retrasando, toma una taza de café que use granos Robusta. ¡Su alto contenido en cafeína te despertará de inmediato!

Tipos de bebidas de café

Latte, americano, affogato… es una locura todo lo que puedes hacer con unos granos pequeños. Ya sea que seas uno de los principiantes de café o te consideres un conocedor de esta bebida, la realidad es que existen muchas versiones por descubrir.

Latte (bebida perfecta para principiantes)

El tal vez la bebida de café más popular que existe. El latte se compone de un trago de espresso y leche al vapor con un solo toque de espuma. Se puede pedir solo o con un toque de sabor de cualquier cosa, desde vainilla hasta especias de calabaza.

Capuchino (bebida perfecta para principiantes)

El capuchino es un café con leche hecho con más espuma que el latte, a menudo con una pizca de chocolate en polvo o canela encima. A veces, puedes encontrar variaciones que usan crema en lugar de leche o que también agregan sabor.

Muchos restaurantes y cafeterías te brindan una tarjeta de cliente frecuente y ofrecen puntos que se pueden ir acumulando para posteriormente cambiarse por una bebida o un postre. Cuando tengas la posibilidad de juntar varios puntos, te recomendamos intercambiarlos por un delicioso capuchino caliente o helado.

Americano (bebida perfecta para principiantes)

Con un sabor similar al café negro, el americano consiste en un trago de espresso diluido en agua caliente. Consejo profesional: si vas a preparar el tuyo, primero vierte el espresso y luego agrega el agua caliente.

Espresso

Un trago de espresso se puede servir solo o como base de la mayoría de las bebidas de café, como lattes y macchiatos.

Doppio

Un trago doble de espresso, el doppio es perfecto para darle un toque extra a tu mañana.

Cortado (bebida perfecta para principiantes)

Al igual que el yin y el yang, un cortado es el equilibrio perfecto de espresso y leche caliente al vapor. La leche se utiliza para reducir la acidez del espresso.

Galão

Originario de Portugal, esta bebida de café caliente está estrechamente relacionada con el latte y el capuchino. La única diferencia es que contiene aproximadamente el doble de leche espumosa, lo que la convierte en una bebida más ligera en comparación con las otras dos.

Lungo

Un lungo es un espresso de larga duración. Cuanto más largo sea el tirón, más cafeína habrá y más podrás disfrutar.

Moca (bebida perfecta para principiantes)

Para todos los amantes del chocolate esta es la bebida perfecta. El moca es una bebida de chocolate espresso con leche al vapor y espuma.

Ristretto

Ristretto es un trago de espresso. Utiliza menos agua caliente, lo que crea un sabor más dulce en comparación con el sabor amargo de un espresso tradicional o un doppio.

Affogato

El affogato es una excusa para disfrutar de una bola de helado a cualquier hora del día (y en cualquier época del año). Servido con una bola de helado y un trago de espresso, o dos. El affogato es más delicioso servido sobre un brownie.

Seguir leyendo

Conoce los orígenes del café mexicano

café mexicano

México, a pesar de su proximidad con Estados Unidos, es un país incomprendido. La película típica muestra un páramo desértico, pero la nación en realidad presenta una rica diversidad geológica y climática, y parte de ella es perfecta para cultivar café, el auténtico y verdadero café mexicano.

Exploremos el mundo de los granos de café mexicano. Como el país mismo, el café de aquí es mucho más fascinante y complejo de lo que muchos imaginan. Si eres un principiante del café, pero amas esta bebida, te recomendamos agregar esta información a tu lista.

café mexicano _ mapa

Una historia del café mexicano

Al igual que muchos de sus países vecinos, México no recibió plantas de café hasta finales de 1700, cuando los colonos españoles trajeron plantas de Cuba y República Dominicana. Durante este tiempo México exportaba grandes cantidades de minerales como oro y plata, por lo que la agricultura en general pasó a segundo plano.

No fue hasta la década de 1860 que el café como una exportación valiosa realmente despegó. Debido a una disputa fronteriza con Guatemala, el gobierno de México se vio obligado a comenzar a registrar tierras. Esto llevó a que se subastaran muchas áreas de tierras que antes no estaban registradas, lo que dio a los europeos ricos un camino legal hacia la inversión mexicana.

Muchos de estos europeos, especialmente italianos y alemanes, iniciaron grandes plantaciones de café en las remotas regiones del sur de México. Las llenaron de trabajadores locales que anteriormente creían que eran dueños de la tierra. Afortunadamente, las leyes laborales de 1914 liberaron a estos trabajadores que esencialmente se habían convertido en sirvientes contratados.

Estos lugareños recién liberados y capacitados comenzaron a ingresar en la creciente industria del café por sí mismos, particularmente después de la Revolución Mexicana a principios de la década de 1900. Ese año fue cuando el gobierno creó incentivos para nuevas fincas.

Auge y desplome de la producción de café

Entre 1973 y 1990, la producción de café experimentó otro impulso importante: un crecimiento de hasta un 900% en algunas regiones. Las comunidades agrícolas aprovecharon esta oportunidad para recomprar tierras a los europeos, pero los buenos tiempos llegarían a su fin pronto.

El precio del café se desplomó en los años 90’s, devastando las fincas cafeteras en todo el continente americano y poniendo fin a la organización nacional de comercio de café de México.

Las cooperativas se formaron para unir recursos, la innovación fue aceptada como una forma de distinguir el café nacional y, en poco tiempo, México fue el productor número uno de café orgánico certificado en el mundo.

Actualmente, México es el décimo productor de café más grande del mundo. También es la fuente número uno de café certificado orgánico y de comercio justo.

Aunque existen problemas con las enfermedades de las plantas de café, México, en su mayor parte, se ha convertido en un ejemplo de cómo la innovación y la agricultura calificada pueden revivir una industria en apuros, aunque la industria aún no se ha recuperado de la fortaleza que tenía antes de la quiebra.

¿A qué sabe el café mexicano?

Los mejores cafés de especialidad son similares a un buen vino blanco: secos con un cuerpo delicado, una dulzura y un toque ácido para terminar la experiencia.

A medida que se adentra en las montañas de Chiapas, los cafés comienzan a rivalizar con la complejidad y dulzura de los mejores cafés guatemaltecos. No obstante, cuando pienses en el café de México, probablemente pienses en un cuerpo medio, dulzura suave y notas de sabor terroso y especiado.

Cuando tengas antojo de una bebida caliente, pregunta al barista sobre el origen de ese café que estás a punto de consumir. Puede ser que te sorprenda el origen de la bebida. Incluso puedes hacer uso de las Starbucks promociones para comprar más de un café, tal vez un Frappuccino o un par de postres.

Ya sea que veas un café mexicano como un ingrediente de mezcla o como una oferta de origen único, puedes estar seguro de que será bastante delicioso.

Seguir leyendo

Una breve historia del espresso italiano

espresso italiano

Los expresos son la base de todo café sin filtrar. Es la forma más pura de la bebida y es clave para comprender la cultura cafetera italiana. Además de darnos el espresso, Italia también allanó el camino para la segunda y tercera ola del café.

A pesar de esto, el café italiano se diferencia del resto del mundo. Incluso los cafés de especialidades y las grandes cadenas no han logrado afianzarse. Para entender por qué, debemos examinar la invención del espresso y cómo moldeó la cultura y la identidad italianas. Si eres un principiante del café, quédate a leer esta información.

espresso italiano recién servido

Todo comenzó con la máquina espresso

Alrededor de 1901, la Revolución Industrial de Europa condujo al invento del primer espresso.

Originalmente se concibió como algo que se podía preparar rápidamente. Traducido literalmente, “espresso” significa expreso. El inventor milanés Luigi Bezzara fue el primero en registrar una patente para una máquina con cabezales de grupo y portafiltros. Esta fue la primera vez que los clientes tenían café preparado expresamente para ellos.

En 1905, Desidero Pavoni compró esta matriz y produjo la primera máquina de café expreso comercial: la Ideale. El Ideale tiene poca relación con las máquinas modernas. Sus cabezales de grupo alcanzaron temperaturas de hasta 140° C, a una presión más baja que la de las máquinas de bar actuales.

Mussolini y la “italianización” del café

A medida que Italia producía más máquinas, el término “espresso” entró en el léxico italiano. En un diccionario italiano, se define como bebida “elaborada con una máquina presurizada o un filtro”.

Los cafés del siglo XIX eran lugares tranquilos, pero en 1935 comenzaron a contratar trabajadores. A medida que la fuerza de la infusión crecía, más trabajadores la frecuentaban en busca de un golpe de cafeína.

En 1938, surgió la palabra “barista”. Antes de ese momento, se usaba el término “barman”. Sin embargo, el éxito de Mussolini y el fascismo impulsaron una campaña para “italianizar” las palabras. La palabra barista reemplazó a barman, entrelazando aún más el espresso con la identidad italiana.

En la actualidad, la palabra “barista” y el café espresso han trascendido fronteras. Muchas bebidas de café no se pueden concebir sin el espresso. La atención que se brinda al consumidor en las cafeterías ha cambiado radicalmente y se siente una cercanía total entre el consumidor y el barista. Si vas a Starbucks, por ejemplo, puedes pedir tu café y elegir el tipo de leche o el grado de azúcar. También puedes ocupar tus rewards para adquirir tu bebida a un precio especial o incluso gratis si es tu cumpleaños.

La máquina de espresso en la actualidad

En los años 30 y 40, la escasez y los problemas de importación redujeron el consumo de café italiano. A pesar de esto, grandes nombres como Francisco Illy y Achille Gaggia adoptaron y mejoraron el Ideale.

En 1947, Gaggia inventó la máquina de bombeo manual. Ejerció más presión sobre el disco, extrayendo más aceites y coloides y produciendo Crema, una parte esencial del espresso moderno.

En 1948, el director de Faema, Ernesto Valente, compró el invento de Gaggia. Sin embargo, Gaggia y Valente no se pusieron de acuerdo sobre a quién comercializarlo. Gaggia lo vio como un lujo destinado a establecimientos elegantes. Valente decidió producir máquinas más baratas. En 1961, lanzó el mundialmente famoso Faema E61.

El Faema E61 es el padre del espresso moderno. Fue la primera máquina semiautomática que permitía a los usuarios gestionar sus parámetros de extracción y tenía una caldera horizontal en lugar de una vertical. Esto convirtió el café en un espacio social donde el cliente y el barista podían charlar. Condujo a un crecimiento explosivo en bares y cafés de espresso.

Seguir leyendo

¿Cómo surgió la idea del famoso Frappuccino?

El Frappuccino tiene una gran historia. Era 1992, y el dueño de la cafetería Coffee Connection, George Howell, estaba buscando una manera de mantener altas sus ventas durante los meses de verano.

George Howell había oído hablar de una tendencia en la costa oeste de mezclar bebidas de capuchino heladas, y voló a Seattle para probar una versión en Torrefazione Italia, que entonces era una cadena independiente que hacía una especie de granizado de capuchino.

Mientras estaba ahí, Howell también buscó una cadena en rápida expansión que estaba surgiendo por toda la ciudad: Starbucks. Al regresar a Boston, le encargó a su joven gerente de marketing, Andrew Frank, que elaborara una receta para Coffee Connection. Ahí comienza una gran historia.

George Howell creador del Frappuccino

Coffee Connection y la creación del Frappuccino

Andrew Frank desarrolló una mezcla única de café, azúcar, leche y hielo, y usó una máquina de yogurt helado para crear una consistencia suave y cremosa. A Frank se le ocurrió el nombre: Frappuccino.

El Frappuccino revolucionó los hábitos de consumo de café en Boston y ayudó a Howell a duplicar su negocio el próximo año a 23 cafés. En 1994 llegó Starbucks y finalmente convenció a Howell para que les vendiera sus ubicaciones, así como los derechos del nombre Frappuccino. Actualmente, esta bebida es una de las más consumidas por los jóvenes aficionados al café que utilizan las promociones de Starbucks para comprar más de una bebida. El café frío es bonito para compartir con los amigos o disfrutar de ello mientras trabajas en tu computadora.

“El Frappuccino no era mi objetivo en la vida”, dice Howell. Pero ciertamente cambió la forma en que pensamos sobre el café. Starbucks compró la cadena Coffee Connection por 23 millones de dólares en 1994, y en 1996 obtuvieron más de 52 millones en ventas anuales del Frappuccino (también cambiaron la receta y comenzaron a preparar la bebida en una licuadora).

La llegada de Starbucks y el convenio con Pepsi

Starbucks firmó un trato con Pepsi para hacer las pequeñas botellas de leche listas para beber. “Veo esas pequeñas botellas de leche por toda la ciudad”, dice Frank ahora desde su casa en Toronto.

Obviamente, otras cadenas se han dado cuenta del concepto de una bebida de café fría, y parece que para vender una, debes ponerle un nombre llamativo. Quizás no haya mayor tributo a la influencia cultural del Frappuccino que enumerar las muchas, muchas imitaciones que ha generado, aunque ninguna tiene la pura elegancia de la bebida original. Esto es:

  • Dunkaccino (Coolata) – Dunkin ’Donuts
  • Caramelo Cowpuccino – Maggie Moo’s
  • Batido de café Kona – Jack in the Box
  • Enfriador Java – Sonic
  • Frostycino – Wendy’s
  • Explosión de capuchino – Baskin Robbins
  • MooLatte – Dairy Queen
  • Enfriadores Caribou – Caribou Coffee
  • Jamocha – Arby’s

El Frappuccino llegó para cambiar nuestras vidas

Al Frappuccino se le atribuye la revisión de la experiencia de Starbucks. Su director ejecutivo, Howard Schultz, había imaginado que la cadena sería una cafetería artística de estilo europeo. “El Frappuccino lo transformó en un refugio para las mamás y los oficinistas”, escribe Taylor Clark en Starbucked. En ese sentido, a partir de 2002, Starbucks comenzó a presentar un nuevo Frappuccino cada primavera, coordinando el sabor para crear mezclas súper locas como el Unicorn Frappuccino. Así que tienes una bebida más para agregar a tu lista de variedades de café.

Según el sitio web Design Your Own Frappuccino, la cantidad de combinaciones de bebidas Frappuccino que puedes crear ahora asciende a más de 87,000. El Frappuccino representa el 20 por ciento de las ventas anuales de Starbucks, con un valor de más de 2 mil millones, y representa casi dos tercios de todo el mercado de bebidas de café congeladas.

Seguir leyendo